Dinero rápido al instante

Te ayudamos a buscar la solución más adaptada a tus necesidades
Que diferencia a los creditos rapidos
29 Abr 2016

¿Qué diferencia a los creditos rapidos?

Los creditos rapidos son cada vez más comunes, y cada vez hay más gente que acude a ellos para conseguir algo de solvencia sin pérdida de tiempo. Es un préstamo, es dinero, y es personal. Entonces ¿en qué se diferencian los creditos rapidos de los préstamos personales convencionales? Vamos a verlo.

El importe

Los préstamos personales están pensados para cantidades elevadas, por lo general de más de 3000 euros, y pueden ascender a muchos miles de euros. Son, evidentemente, para grandes necesidades de financiación (comprar un coche, hacer grandes obras en casa, comprar un inmueble, etc.).

Por su parte, los creditos rapidos manejan cantidades más modestas de dinero, en general entre 200 y 1000 euros. Son, por lo tanto, para necesidades más pequeñas pero mucho más inmediatas.

El papeleo

Meterse en un préstamo personal es meterse en una larga cadena de trámites burocráticos, informes y análisis. Hace falta mucha documentación. No es raro que pasen semanas antes de que se confirme el préstamo.

En los creditos rapidos, el papeleo son unos pocos datos y requerimientos básicos, sin más. Todo el trámite puede hacerse en unos pocos minutos y, casi siempre, se te concede el préstamo en el mismo día o incluso en menos de una hora.

Plazos de devolución

Los préstamos personales están pensados mirando al largo plazo. Pides mucho dinero y tienes por delante mucho tiempo para devolverlo. Los creditos rapidos funcionan más con lo inmediato. Igual que se te conceden sin dilación, tienes que devolverlos en el corto plazo. Una, dos o tres semanas es un plazo muy común. En general, el máximo disponible suelen ser seis u ocho semanas.

Intereses y honorarios

El tipo de interés, para los préstamos personales, cambiará en función de nuestra circunstancia económica y solvencia; así pues, el coste de devolución puede ser mayor cuanto menor sea nuestro patrimonio.

En los creditos rapidos sabemos de antemano los honorarios que debemos pagar a cambio de conseguir el dinero, y suelen rondar la cifra de 1 euro por día o un 1 % diario.

Requisitos

En los préstamos personales el banco mira con lupa a solicitantes de crédito. Normalmente se exige ser cliente de la entidad bancaria, para empezar. Se pide información de nóminas o pensiones, solvencia, un nivel bajo o nulo de endeudamiento y, generalmente, un aval. Muchas veces se exige saber el destino del dinero. No se admite a personas incluidas en el registro de morosos ASNEF.

En los creditos rapidos cada entidad plantea sus requisitos, pero en general lo mínimo exigido es ser mayor de edad, tener una cuenta bancaria en la que ingresar el dinero y alguna condición más para la gestión y el pago de los honorarios. Nada más. Algunas compañías aceptan a morosos, y en ningún caso te van a preguntar el destino del dinero.

Deja un comentario