¡Consigue ya tu prestamo personal…en pocos pasos y de manera sencilla!

En Bonsai Dinero te ofrecemos la posibilidad de conseguir un prestamo personal diferente al de nuestros competidores: tienes acceso a prestamos más largos (hasta 18 meses) así como una mayor cantidad de dinero (hasta 5000€).

Además, te ofrecemos la posibilidad de adquirir un préstamo personal mucho más rápido que nuestros competidores, en tanto que no deberás enviar ningún tipo de copias de documentos (en algunos casos, puede que necesites hacerle fotos a tu documento de identidad, pero esto será en bases de excepción).


25%

Solicita tu préstamo personal

¡Solicitar un prestamo personal en Bonsai Dinero es muy fácil! Se trata de un único procedimiento muy sencillo. Para ello debes seguir los siguientes pasos:
  • Elegir en la calculadora la cantidad que deseas recibir.
  • Elegir el tiempo en el que deseas pagar tu prestamo personal.
50%

Completa tu información personal

A continuación se te pedirá que proporciones algunas informaciones personales así como de fuente de ingresos, así como una estimación de tus gastos mensuales.

También deberás proporcionar información sobre tu cuenta bancaria, así como de una tarjeta de crédito/débito. Todo esto ayudará a asegurar de que eres capaz de pagar tu préstamo cuando llegue el momento.

75%

Tu préstamo personal en tu cuenta

Una vez que se te aprueba tu solicitud de préstamo personal recibirás una confirmación vía web y correo electrónico.

Una vez aprobado, el prestamista te realizará el ingreso del préstamo personal en tu cuenta bancaria. Recibirás finalmente vía email y SMS una factura indicando todos los datos del préstamo que se te ha otorgado así como los detalles del reembolso acordados.

100%

Reembolso de tu préstamo personal

La forma de reembolsar tu préstamo personal depende del prestamista que te lo haya concedido. Cada uno de nuestros prestamistas colaboradores define las condiciones de reembolso para la realización de dicho pago.

Si tienes dificultades para abonar el pago de tu préstamo en los periodos de devolución del mismo, te aconsejamos que tomes contacto con la empresa proveedora de tu préstamo personal para que pueda ofrecerte otras alternativas de formas de pago para que evites el impago de cuotas o de la totalidad del mismo.

Ten en cuenta que estas situaciones suelen acarrear comisiones e intereses adicionales a tu préstamo personal inicial. En caso de que no abones todos los pagos que corresponden al mismo, la empresa prestamista tiene el derecho de transferir tu deuda con una o varias agencias de recobro.

Prestamo personal

Como puedes ver, obtener un préstamo personal con nosotros es un proceso cómodo, rápido y sencillo. Al poder gestionar todos los trámites online ahorrarás tiempo y esfuerzo (¡así como gastos de traslado, papeleos y esperas en los bancos tradicionales!). Con tan sólo un par de clics podrás conseguir el préstamo que tanto necesitas.

Por otro lado la posibilidad de recibir un préstamo personal sin tener que cumplir con las rigurosas exigencias que te imponen los bancos tradicionales a la hora de conceder prestamos. Como bien sabes no resulta sencillo que el crédito fluya hoy en día, puesto que las entidades bancarias han endurecido las condiciones que aplican al cliente, como una forma de corregir los errores propios de la etapa de crisis económica que se atraviesa desde el 2008.

Los prestamos personales que puedes obtener en nuestra web se caracterizan por una concesión menos complicada y condiciones de devolución favorables. De hecho, puedes acceder a préstamos personales, incluso, aunque figures en los censos de ASNEF o RAI.

Cómo usar adecuadamente un préstamo personal

Un préstamo personal es aquel que se obtiene estimando únicamente los recursos y capacidad de devolución individual de quien lo solicita, sin avales o garantías que vayan más allá de la estimación de sus ingresos habituales y sus gastos.

Motivos para solicitar un préstamo personal

Los motivos más habituales por los que solicitamos prestamos personales suelen ser los de acometer un gasto o inversión, de forma más o menos inmediata, que, de otra manera, habríamos de posponer hasta conseguir ahorrar su importe, pero que podríamos cubrir, con el tiempo, con nuestra propia capacidad de ahorro.

Cada persona establece la aplicación de los mismos y esta puede ser muy amplia:
  1. Reponer un electrodoméstico que se ha estropeado.
  2. Un complemento para la adquisición del coche que necesitas.
  3. Un regalo que tienes que hacer a alguien por un motivo especial.
  4. Ese viaje que te debes desde hace tiempo.
  5. Hacer frente a esos gastos que se acumulan de golpe en determinadas épocas.

¿Cuál es el coste de un prestamo personal?

El prestamo personal lleva aparejadas unas obligaciones que consisten básicamente en la devolución del dinero solicitado que se denomina principal, más unos intereses que suponen el precio de ese dinero.

Ambas cantidades se suman y se establece un plazo final para su devolución que se divide en pagos mensuales durante el periodo comprendido.

El coste definitivo es, por tanto, el de los intereses que en un préstamo de 1000€ a 10 meses es, actualmente, de unos 128€, es decir, menos de 13€ al mes.

¿Cómo y cuándo conviene acudir a un prestamo personal?

La estimación de las necesidades y su aplicación es algo muy personal que solo depende de ti.

En muchas ocasiones hemos de considerar, frente al coste material que supone el precio del dinero, el coste de oportunidad, es decir, el perjuicio que supone no adquirir el bien que necesitamos y que, en muchos casos, suele ser superior económicamente al primero.

De esta forma, quedarte sin coche puede suponer un coste económico muy superior al que te supone un prestamo personal para su adquisición o reparación ya que te provoca gastos y trastornos de vida que se trasladan a un coste real. El retraso en el pago de facturas de teléfono u otros suministros supondrá un recargo que puede duplicar su precio y, en otros muchos casos, prescindir de algo que hace felices a las personas que tenemos en nuestras vidas, no tiene precio.

Pero sea cual sea nuestra necesidad, habremos de tener en cuenta nuestra capacidad de reembolso de una forma objetiva y responsable ya que debemos pensar en este recurso como una solución transitoria que nunca deberíamos agotar.

Desde aquí, te invitamos a que estudies tus necesidades con nosotros de una forma ágil y sencilla.