Dinero rápido al instante

Te ayudamos a buscar la solución más adaptada a tus necesidades
Para que sirven los creditos rapidos
1 Dic 2016

¿Para que sirven los creditos rapidos?

Los creditos rapidos sirven para solucionar tus problemas puntuales ante un gasto imprevisto y nunca debes utilizarlos como un sistema habitual de financiación.

¿Se te ha estropeado el coche y tienes necesidad urgente de arreglarlo? Para eso sirve un crédito rápido.

¿Tienes que hacer frente a una intervención imprevista del dentista? Entonces un crédito rápido puede ser tu mejor alternativa.

¿Cuándo es conveniente recurrir a los creditos rapidos?

Como principio, podemos decir que estos créditos son útiles cuando, con nuestros ingresos regulares habituales, podemos cubrirlos en un breve espacio de tiempo que podemos hacer coincidir con el ingreso de la nómina del mes siguiente, con alguna paga extraordinaria o con un ingreso eventual que tengamos previsto en esos plazos.

A menudo, nos vemos sometidos a necesidades puntuales que pueden alterar nuestro presupuesto, bien por circunstancias imprevistas o bien por la acumulación de determinados pagos y obligaciones en unas fechas concretas, como pueden ser la coincidencia del pago de un impuesto con las fiestas y regalos navideños o la compra de material escolar tras las vacaciones de verano.

No suelen ser cantidades importantes, pero si lo suficiente como para desequilibrar por un tiempo nuestra economía y agobiarnos por arrastrar una situación de descubierto en la misma.

Recurrir en estos casos a familiares o amigos no suele ser una buena solución, ya que es muy posible que ellos también se encuentren en una situación similar y les pongamos ante la difícil alternativa de responder a nuestro requerimiento con una negativa o ayudarnos por no contrariarnos, agravando así su propia situación.

Del mismo modo, la posibilidad de cargar nuestras tarjetas de crédito con un pago diferido supone una opción excesivamente cara e inoportuna en la mayoría de las ocasiones, cuando no imposible.

Así, el microcrédito rápido se configura como una opción ideal para sustituir lo que se conoce como un anticipo de nómina, antiguamente frecuente en las empresas para las que trabajas, pero cada día más en desuso.

¿Cuándo no debes utilizarlos?

En ningún caso debes contemplarlos como una fuente para hacer frente a los pagos de otros créditos o refinanciarte, ya que esto solo te conduciría a agravar tu situación a corto, medio y largo plazo gestionando una deuda que escapa a tu control y que no puedes solucionar con recursos generados por ti mismo ya que, para esos casos, existen otras fórmulas financieras que, aunque puedan requerir más papeleo y garantías, se presentan como una mejor opción.

En conclusión, podemos recomendarte el acudir a estos créditos rápidos en caso de una necesidad de pago inminente que no es posible retrasar, pero que eres capaz de asumir en un breve espacio de tiempo empleando los propios recursos económicos que genera tu actividad.

Deja un comentario