Mini prestamos a tu alcance

Los mini prestamos tienen dos ventajas que no son tan fáciles de ver en los créditos que puedes negociar con los bancos tradicionales. La misma denominación de este producto financiero remite a dos características fundamentales: la limitación del importe que puedes percibir (lo que implica también una mayor rapidez a la hora de recibirlo) y la posibilidad de hacer los trámites por Internet.

A continuación, te contamos por qué te puede interesar solicitar mini prestamos con nosotros.

Miniprestamos: trámites reducidos a la mínima expresión

Dos de las cosas que más te desanimaban a la hora de pedir un préstamo a los bancos de siempre eran las altas posibilidades de que no te lo concedieran y las larguísimas gestiones que tenías que hacer.

Los miniprestamos te libran de estas experiencias tan desagradables. En primer lugar, debido a que los trámites que has de cumplir son muy simples:

  • Tener la mayoría de edad (entre 18 y 65 años).
  • Residir en España.
  • Disponer de cuenta bancaria activa.
  • Poseer un teléfono móvil, para recibir notificaciones acerca del préstamo.
  • Demostrar unos ingresos regulares (nómina, subsidio de desempleo, pensión, etc.).

Ya te puedes imaginar que te has ahorrado una gran parte de la documentación que, en gestiones con otros bancos, habrías tenido que fotocopiar y aportar.

Pero, aparte, ten en cuenta que vas a aligerar los trámites relacionados con papeleos y presenciales. La agilidad y flexibilidad son ventajas, en este aspecto, muy relevantes, ya que podrás enviar toda la información y las garantías oportunas por correo electrónico. Además, has de valorar que vas a poder consultar tus dudas por teléfono o correo electrónico y te las despejarán a la menor brevedad posible.

El sencillo sistema de los mini prestamos

Una vez que tienes claro que cumples los requisitos para acceder a los mini prestamos, es el momento de lanzarte a solicitar ese miniprestamo que necesitas para hacer frente a tus pagos urgentes (tales como la matrícula de un curso universitario que va a empezar pronto o una deuda que tienes con un amigo y que ya tendrías que haberle pagado, etc.).

Lo primero que tienes que hacer es crear tu cuenta en nuestra web, desde la que solicitarás el miniprestamo. Se trata de un paso muy sencillo e intuitivo. Después, escogerás el importe del mini préstamo que desees y el plazo en el que quieres devolverlo.

Esta información generará tu solicitud de miniprestamo, la cual deberás validar y enviar. Y, finalmente, verás cómo se aprueba tu solicitud de minipréstamo online, por lo que podrás recibir el dinero en tu cuenta bancaria (en un intervalo de, aproximadamente, un cuarto de hora).

Ya conoces las interesantes ventajas de los miniprestamos.