Dinero rápido al instante

Te ayudamos a buscar la solución más adaptada a tus necesidades
Todo lo que debes saber sobre el crédito rápido
8 Ago 2016

Todo lo que debes saber sobre el crédito rápido

En los últimos años se ha producido un incremento de los créditos rápidos, debido a las necesidades de dinero urgente que todos nosotros tenemos alguna vez. Un pago inesperado, un electrodoméstico que se nos rompe o los libros del colegio de los hijos, que nos suponen un coste extra. En muchas ocasiones, nuestros gastos crecen, pero, por desgracia, nuestros ingresos siguen siendo los mismos, lo que nos hace imposible exprimirlos más para cubrir esas necesidades inesperadas o urgentes que solucionaríamos fácilmente con un crédito rápido.

Consejos para solicitar un crédito rápido

Este tipo de créditos supone un verdadero alivio para muchas personas, que ante una situación concreta de urgencia, pueden afrontar un pago o gasto de un forma sencilla, rápida y segura. Además, podremos conseguir estos créditos sin necesidad de pasar largas esperas para recibir la concesión oportuna de nuestra sucursal bancaria. Y todo ello con muchas más facilidades que un préstamo al uso, ya que no requieren ningún tipo de aval o trámite burocrático que prolongue y dificulte el proceso.

La forma de obtener tu préstamo es muy sencilla: solo tendrás que realizar una llamada telefónica o rellenar un formulario a través de Internet y, en un plazo inferior a 48 horas, dispondrás de tu dinero para lo que necesites. Y es que, con un crédito rápido, conseguirás una respuesta en menor tiempo que en una sucursal convencional y, encima, ahorrando desplazamientos innecesarios y mucho tiempo de gestiones.

Además, si te preocupan las cuotas mensuales, debes saber que estas son, por lo general, menores que las de otros tipos de créditos y, por lo tanto, mucho más asequibles y fáciles de afrontar que aquellas que establecen las entidades financieras tradicionales.

Requisitos para solicitar un crédito rápido

En líneas generales, los requisitos que debes cumplir son ser mayor de edad, rellenar un formulario e indicar la cantidad de dinero que vas a solicitar y, en muy poco tiempo, recibirás cómodamente, en tu número de cuenta, la cantidad deseada.

Es cierto que, antes de solicitar un crédito rápido, debes valorar algunos aspectos, como que realmente cubre un imprevisto o una urgencia (una avería en el coche, visita al dentista o hipoteca…) y no un simple capricho pasajero, que puede derivar en una  forma de vida irresponsable. Además, debes estudiar bien tu situación y los plazos de devolución (para poder adaptarte a ellos) y leer detalladamente las condiciones del contrato y las obligaciones de cada una de las partes.

En definitiva, si necesitas dinero para una urgencia o un imprevisto, los créditos rápidos son unas magníficas opciones de conseguirlo de manera rápida, sencilla y cómoda. Solo necesitarás descolgar el teléfono o rellenar un formulario sin prisas, esperas o desplazamientos. Eso sí, infórmate bien de tus condiciones y busca el crédito más seguro.

Deja un comentario