Dinero rápido al instante

Te ayudamos a buscar la solución más adaptada a tus necesidades
prestamos rapidos para tus problemas economicos
23 Ene 2017

La solución a tus urgencias económicas

Hace años, los prestamos rapidos no eran tan conocidos como en la actualidad, ya que ahora podemos decir que prácticamente todo el mundo los conoce. Y es que se han hecho muy populares por medio de la publicidad, pero su incidencia real ha venido de la mano de la aceptación que han tenido estos productos financieros entre los clientes.

En un contexto de complicaciones en el acceso al crédito (mayor exigencia de garantías, tales como nóminas o avales), debidas a la influencia de la crisis económica que España ha atravesado desde 2008, los prestamos rapidos han supuesto una alternativa a tener en cuenta a la hora de obtener financiación.

Los usos prioritarios de los prestamos rapidos

La solicitud de un préstamo rápido tiene sentido para poder satisfacer un pago a corto plazo. Por lo tanto, ten en cuenta que nos referimos a una cantidad de dinero que no recibirías de una manera fraccionada, sino de golpe. Por ejemplo, entre 200 y 800 euros. Se trata de una suma que requieres en un momento defalta de liquidez. Es decir, la necesitas ya. Ni más ni menos.

Y no estamos refiriéndonos a gastos caprichosos que puedas improvisar, sino a pagos en los que el factor tiempo es clave. Y es clave debido a que retrasar el abono de una cierta cantidad puede encarecer el dinero que debas pagar posteriormente, hacerte perder la oportunidad de adquirir un producto o servicio o limitar tus posibilidades de negocio. A continuación, te mostramos 3 ejemplos respectivos de estas situaciones:

– Abonar una multa a tiempo puede evitar, gracias al pronto pago, asumir un recargo en concepto de intereses de demora.

– Comprar un viaje que está de oferta y que, transcurrida una semana, subirá de precio un 40 %.

– Realizar unas obras necesarias, según la ley, para abrir un establecimiento comercial o llevar a cabo una inversión en equipamientos informáticos que permitirá acceder a un mayor número de clientes.

Son casos en los que no disponer del dinero en primera instancia puede justificar la solicitud de un crédito rápido. Sin embargo, cuando no existe esta urgencia, no es aconsejable recurrir a los préstamos rápidos, pues un abuso de esta forma de financiación podría conducir al endeudamiento.

Las condiciones de los prestamos rapidos

No acaban aquí los beneficios de los créditos rápidos. De hecho, su idoneidad para afrontar urgencias tiene su origen en su característica reducción de trámites. Poder llevar a cabo las gestiones por Internet ahorra tiempo y dinero, ya que no tendrás que hacer largas colas ante las ventanillas de los bancos ni llevar farragosos papeleos.

Tendrás la posibilidad de elegir las condiciones de tu préstamo rápido desde nuestra web y el dinero te llegará en menos de un cuarto de hora.