Dinero rápido al instante

Te ayudamos a buscar la solución más adaptada a tus necesidades
Disfruta de la concesion de creditos rapidos
22 Jul 2016

Disfruta de la concesión de creditos rapidos

Los creditos rapidos se están haciendo un hueco en los hábitos de inversión de los ahorradores españoles. En cierto modo, podemos decir que han hecho de la necesidad una virtud. Se popularizaron como una respuesta ante la crisis económica y el bloqueo del crédito tradicional y, actualmente, se han convertido en unos productos financieros con unas condiciones muy interesantes para afrontar determinados pagos.

Vamos a hacer un repaso del sentido y de las características de estos creditos rapidos y esperamos que nos acompañes.

La finalidad de los creditos rapidos

Si nos referimos a la palabra microcrédito, es posible que te venga a la cabeza el nombre de Muhammad Yunus y unos contextos de pobreza muy especiales, como los que se viven en el Tercer Mundo.

Pues, aunque quede lejano, este es el origen de los creditos rapidos. No pretendemos comparar, ni mucho menos, la gravedad de los problemas que tratan de paliar los microcréditos y creditos rapidos, pero la justificación de ambos productos financieros es similar: la necesidad de conseguir dinero con facilidad y, además, de obtenerlo ya.

Te puedes imaginar que, en las sociedades en las que nacieron los microcréditos, los ahorradores e inversores no contaban con grandes avales ni ingresos regulares para asegurar la devolución de los préstamos que solicitaban. Sin embargo, si la concesión de estos se vinculaba a proyectos concretos y pequeñas sumas de dinero, sí que era posible prestar dinero con ciertas garantías del cumplimiento de las condiciones.

Pero, sobre todo, se cumplía la función social de ayudar a avanzar a comunidades sumidas en una pobreza estructural. Salvando las distancias, los creditos rapidos son unos instrumentos idóneos para superar las reticencias a prestar dinero por parte de los bancos. Unos bancos que, después de salir trasquilados en la época de la burbuja inmobiliaria, no quieren ni pueden jugársela sin avales ni garantías.

¿Cuándo y cómo te interesan los creditos rapidos?

A veces necesitamos dinero con bastante urgencia, ya que demorar una inversión o un pago nos puede hacer perder aún más. Quizás quieras reservar un viaje de vacaciones que subirá de precio durante la semana siguiente, saldar una deuda que tiene intereses de demora relacionados con sus plazos de devolución o comprar un equipo informático fundamental para dar un nuevo servicio en nuestro trabajo.

Todas estas situaciones coinciden en la importancia de conseguir dinero de manera inmediata. Por tanto, lo primero es asegurarte de que lo tendrás, así que las entidades que prestan creditos rapidos solo te van a pedir que confirmes ingresos regulares y no te van a pedir que aportes avales ni nóminas. Tampoco echarán atrás tu solicitud por aparecer en el censo de ASNEF.  Además, te ahorrarás papeleos y esperas, pues podrás gestionar tus creditos rapidos por Internet.

En menos de 15 minutos, podrás recibir entre 200 y 800 euros.

Deja un comentario