Dinero rápido al instante

Te ayudamos a buscar la solución más adaptada a tus necesidades
Mini creditos y prestamos personales tradicionales
1 Jun 2016

Cuándo y por qué los mini creditos son más convenientes que un préstamo tradicional

/

Los mini creditos se están convirtiendo en una nueva herramienta de financiación personal que resulta óptima para ciertas situaciones en las que pedir un préstamo tradicional al banco no es rentable, adecuado, ni viable.

Hasta ahora, solo empresas y otras entidades disponían de herramientas de financiación que iban más allá del préstamo habitual que todos conocemos, como las líneas de crédito que permiten a algunos negocios cubrir necesidades puntuales de dinero de una manera rápida, adaptable y eficiente.

Estas posibilidades, más flexibles y a corto plazo, están apareciendo para el ámbito personal en forma de mini creditos. Con ellos se consiguen los mismos objetivos que antes eran solo patrimonio de empresas o gobiernos, y que son una elección óptima en determinadas situaciones.

Cuándo optar por un mini credito

1. El dinero se necesita de manera rápida o urgente, principalmente debido a algún hecho imprevisto, lo que imposibilita conseguir fondos necesarios a través del costoso proceso habitual de un préstamo bancario tradicional.

Al contrario que en el proceso tradicional, uno puede obtener un mini credito si tiene entre 18 y 65 años, una fuente regular de ingresos, una tarjeta de crédito y un teléfono móvil activo, que pueda recibir llamadas y mensajes vía SMS.

2. La cuantía de dinero que se precisa no es elevada. Con el mini credito no es necesario embarcarse en un proceso de varios años, con sumas grandes y pagos de intereses elevados. La flexibilidad de estas herramientas de financiación permite acceder a cuantías menores, de manera fácil y segura.

3. Se quiere tener una idea clara y rápida de lo que se consigue y lo que se ha de devolver. Al contrario que con contratos a tipos variables unidos a Euríbor o tipos fijos anuales, donde resulta complejo saber qué parte de los pagos corresponden al principal de la deuda o a sus intereses, con un mini crédito uno puede saber exactamente qué ha de devolver y cuándo.

4. Es una situación temporal y puntual. Un mini credito es una herramienta a ser utilizada en momentos esporádicos, de manera que, ante imprevistos aislados, tenemos una red de seguridad con el mini credito que nos permite afrontar dichos imprevistos.

Si su caso responde a una o varias de estas situaciones, los mini creditos son la opción más adecuada. En estos casos optar por el préstamo tradicional no resulta óptimo ya que nos encontramos con contratos de largo plazo, posible dificultad de devolución rápida, confusión respecto a conceptos como TAE, tipo de interés real, pago de intereses…

Igualmente, el largo proceso de petición, los complejos contratos o la concesión a discreción de la entidad, hacen que muchas veces nos veamos a merced de criterios poco seguros y que, en caso afirmativo, el dinero del préstamo llegue quizá demasiado tarde.

 

Deja un comentario