Dinero rápido al instante

Te ayudamos a buscar la solución más adaptada a tus necesidades
Consejos para pedir un prestamo personal
19 Dic 2016

Consejos para pedir un prestamo personal

Un prestamo personal es un negocio jurídico o un contrato en virtud del cual una entidad de crédito otorga a un particular una determinada cantidad de dinero que este tendrá que devolver en el plazo pactado y con los intereses que se hayan acordado.

La ventaja de los préstamos personales es que te permiten obtener de forma rápida y sencilla el dinero necesario para hacer frente a gastos que pueden ser o no imprevistos, tales como la reparación del coche, una reforma en la vivienda o el pago de la matrícula de un máster.

Su principal característica es que la entidad que otorga el dinero no suele exigir a quien lo recibe ninguna garantía especial que garantice el recobro de la cantidad que se ha prestado, precisamente por ello se trata de un prestamo personal.

Consejos para conseguir un prestamo personal

Para que resulte más sencillo obtener el dinero deseado, lo más recomendable es ajustar al máximo la cantidad que se va a pedir. La capacidad para endeudarse no es ilimitada, así que conviene hacer primero un buen cálculo de la cantidad que verdaderamente se necesita.

A fin de evitar problemas tanto a las entidades de crédito como a los particulares, lo mejor es solicitar únicamente aquella cantidad de dinero que se sabe que se va a poder devolver sin problemas.

Cuando se van a conceder préstamos personales siempre se tiene en cuenta, como un criterio de valoración, la finalidad a la que va a ir destinado el dinero. De este modo, es más sencillo obtener un crédito para adquirir un vehículo que, por ejemplo, para hacer un viaje.

El tipo de trabajo que se desempeña es una cuestión importante cuando se va a pedir un préstamo. A las entidades especializadas en préstamos personales nos da más confianza entregar dinero a alguien con un trabajo estable que a alguien cuyos recursos económicos no están asegurados.

Si alguna vez has pedido un prestamo personal, te habrán solicitado que hagas un seguro de vida. Este tipo de seguro no es obligatorio, pero puede garantizar el bienestar de tus herederos en caso de que te ocurra algo mientras estás devolviendo el dinero.

Con un seguro de este tipo, en caso de muerte o incapacidad, el préstamo quedará pagado y tu familia no se quedará con una deuda pendiente.

Otro tipo de seguro que también es recomendable es el seguro de protección de pagos, que cubre las cuotas durante un determinado período de tiempo en caso de que, mientras estés pagando el préstamo, te quedes sin empleo.

Por último, ser una persona cumplidora con las obligaciones adquiridas es también imprescindible para que el acceso a la financiación te resulte más sencillo. Si demuestras ser un buen pagador, no tendrás problemas para acceder al préstamo.

Deja un comentario